Skip to content

Cómo saber si mi empresa está preparada para la transformación digital

transformación digital

“La transformación digital tiene su primera incidencia en la forma en la que trabajamos” – Alejandro Zarzuela. A poco que formes parte de una empresa, habrás escuchado hablar de la transformación digital infinitas veces. Más allá de verse como una simple implementación tecnológica, este proceso supone la reinvención y el cambio cultural de todos los procesos, hábitos y comportamientos de la empresa y de sus empleados.

Es un proceso largo, complejo y profundo que requiere preparación, análisis y apoyo profesional. No es casualidad que en los últimos años se haya disparado la consultoría de transformación digital, pero… ¿Cómo saber si tu empresa está preparada para comenzar su digitalización? No te preocupes si todavía no lo sabes, te lo explicamos en este post.


Recordando qué es la trasnformación digital

Entendemos la transformación digital como un cambio a gran escala en la organización de la empresa, sus operaciones, procesos y productos para adaptarse a los cambios en el comportamiento de sus clientes, competencia, sector y empleados derivados de las tecnologías digitales.

Hemos resumido las principales características de este proceso transversal para que las tengas a mano, así que presta mucha atención:

● Visión estratégica. La transformación digital no sería posible sin una visión estratégica interiorizada en la empresa.
● Cambios en los trabajadores. Cambia la manera de organizarse y desarrollar las tareas en la empresa.
● Conocimientos digitales. Las nuevas necesidades implican nuevos conocimientos para desarrollar la actividad en cada puesto.
● Mayor orientación al cliente. La transformación digital cambia la manera de entender al cliente para interactuar conforme a sus necesidades y mejorar su experiencia con la empresa.
● Nuevos canales de comunicación. La omnicanalidad es cada vez más común en las empresas, lo que permite atender al cliente con mayor facilidad, flexibilidad y rapidez.
● Infraestructura tecnológica. Las organizaciones adquieren nuevas herramientas tecnológicas. En definitiva, la transformación digital es un cambio a gran escala que influye en todos los niveles y áreas de la empresa.


Cómo saber si mi empresa está preparada para la transformación digital


Internet ha abierto un abanico de infinitas posibilidades desde su nacimiento. Cloud computing, big data, Internet de las Cosas, Industria 4.0, Inteligencia Artificial… En definitiva, son muchas las herramientas que han surgido gracias a la red de redes. En pleno 2022, a nadie le sorprende la presencia cada vez más acelerada de empresas nativas digitales, como las tiendas online o Amazon. Los negocios que necesitan transformarse no son estos, sino las empresas tradicionales de servicios e industrias de todos los tamaños y sectores.

Sin embargo, en ocasiones, existen una serie de limitaciones en los directivos y empleados, como sus competencias o su capacidad de innovación y gestión de nuevos modelos de negocio.

A continuación, hemos resumido las claves para saber si tu equipo está realmente preparado, o no, para asumir la transformación digital:
- ¿Está la compañía orientada al cliente? Cualquier cambio que realices en la empresa debe dar prioridad al cliente, ya que es la base de su funcionamiento y la clave de su éxito. Por eso, la transformación digital debe responder a las necesidades y demandas de los consumidores potenciales, así como mejorar su experiencia siempre que sea posible.


- ¿Cuentas con la inversión necesaria? La transformación digital no es un gasto, sino una inversión que requiere una inversión inicial. Aunque esta inversión suele tener un ROI (retorno de la inversión) posible a corto y medio plazo, es importante analizar bien los gastos desde el principio. Esto nos ayudará a planificar la estrategia de transformación digital con éxito.


- ¿Está bien definida la estrategia? La transformación digital es un proyecto que debe estar bien definido para evitar dar pasos en falso. Muchos negocios se actualizan con herramientas de ofimática y software, pero no implican la completa transformación digital. En este sentido, la empresa debe definir objetivos SMART (específicos, mensurables, alcanzables, relevantes y temporales).


- ¿Hay cultura digital en la empresa? Comprueba si existe una cultura organizacional, define cómo es y si se aplica, o no, en toda la compañía de forma integrada o solamente en algunas áreas.


- ¿Cómo se gestiona la toma de decisiones? Analiza cómo se realiza el proceso de toma de decisiones, si es un proceso individual o si se organizan comités, si son reuniones eficaces o no, etc.


- ¿Cómo se gestiona la información relativa a los inventarios, stocks e infraestructuras? Además de distinguir los distintos tipos de stocks de la empresa, sus funciones, las consecuencias de la mala gestión, etc., también es importante automatizar dicha gestión y utilizar sistemas que centralizan la información. Esto facilitará el acceso a los datos para su consulta en cualquier momento y lugar.

En realidad, son muchas las preguntas que puedes hacerte para identificar el punto en el que se encuentra tu compañía y empezar a trabajar su transformación digital. Sin embargo, lo más recomendable para salir de dudas y obtener una respuesta adecuada es solicitar una consultoría a expertos en transformación digital.

El diagnóstico de transformación digital en las empresas

 
La digitalización de las empresas es un termómetro de madurez e innovación que no falla. Identificar el nivel de transformación digital es un camino que comienza en el diagnóstico o análisis de situación, permitiendo a la alta dirección establecer objetivos. Continúa por la formulación estratégica con vistas al futuro, centrándose en el análisis de riesgos disruptivos y vulnerabilidades, análisis del cliente, el sector y la estrategia desde el punto de vista digital, y planificación de la gestión del cambio. La siguiente parada es la definición de las iniciativas digitales. Y por último, la gestión del cambio o ejecución, donde se implantan las iniciativas digitales que son fruto de la estrategia digital.

Recuerda que tener una página web, presencia en redes sociales o disponer de un CRM es parte del proceso, pero no implican una transformación digital por sí solos. Por el contrario, la transformación es un cambio cultural y estratégico que afecta a toda la empresa y a sus accionistas. Digitalizar es mejorar la forma de hacer negocio apoyado en las capacidades que la tecnología pone a nuestra disposición.

Si tienes dudas sobre el estado de tu empresa y su grado de preparación para asumir la
transformación digital, ponte en contacto con Cibernos y resuélvelas sin compromiso.

Sobre el autor: Cibernos Comunicación

Cibernos Comunicación

En Cibernos llevamos más de 50 años ayudando a nuestros clientes. Somos una empresa de consultoría, servicios y nuevas tecnologías de capital 100% español y con vocación internacional, estando presentes en México, Perú, Ecuador, Arabia Saudí y Azerbaiyán. La diversidad de productos y servicios permite configurar soluciones integradas y específicas adaptadas a las necesidades particulares de nuestros clientes.

contacto suite agileplan