logo-cibernos

¿Quieres estar al día con las noticias de Cibernos LATAM?

Noticias Cibernos LATAM
 

Smart cities: un nuevo reto para la Administración Pública

Las ciudades van aumentando de población, y la Administración Local, como principal responsable de su organización, debe poner en marcha marcos de acomodación de servicios propios y ajenos, y la consolidación de estándares de interoperabilidad técnica. En cuestión de Smart cities, las Administraciones Públicas (AAPP) tendrán que asumir los retos desde la propia movilidad eléctrica, hasta el blockchain. Acompáñanos en este interesante viaje. ¡No te lo pierdas!

 

¿Qué son las Smart cities?

Personas, tecnología y creatividad. Es la combinación de todas ellas para hacer que cualquier ciudad del mundo sea más sostenible y eficiente. Las Smart cities, o ciudades inteligentes, ofrecen a los ciudadanos herramientas que para la agilización de la tramitación, disponer de repositorios basados modelos open data, una arquitectura funcional para incluir a los diferentes servicios que operan en la ciudad, tanto públicos como privados,  y una coordinación de las incidencias gestionada por el propio Ayuntamiento.

¿Cómo hemos llegado a las ciudades inteligentes?

La población sigue creciendo año tras año y concentrándose en las ciudades. Ni qué decir tiene en países como China e India, teniendo en cuenta que un 61% de la población mundial vive en Asia. Si echamos la vista hacia 1990, veremos sus 5.300 millones de personas frente a los 7.300 de 2015, y el crecimiento que se espera para los próximos años:

  • 2030, con 8.500 millones. 
  • 2050, con 9.700 millones.
  • 100, con 11.200 millones.

Estas cifras de crecimiento de la población que van aumentando año tras año, en un planeta donde los recursos son limitados, no nos queda más remedio que reinventar la forma en que vivimos. El número de personas en ciudades va creciendo poco a poco, de manera que ya se estima que el 70% de la población mundial vivirá en ellas, pero ¿cómo van a acoger a tanta gente? ¿Están pensadas para asumir este reto? ¿Qué puede hacer la Administración Pública para que las ciudades sean mucho más seguras y eficientes?

Estas son las preguntas a las que se enfrentan las Smart cities, pero no son los únicos retos. En el siguiente apartado vamos a ampliar los desafíos de las ciudades inteligentes de cara a 2020. ¡Sigue leyendo!

6 retos de las Smart cities

Estamos empezando 2020 y las ciudades siguen aumentando su población. En este punto, es muy importante saber qué desafíos tienen por delante las ciudades del mundo para convertirse en un espacio inteligente que contribuya a la sostenibilidad. Hace apenas un mes, veíamos noticias que reflejaban esta situación en las ciudades de España: “Madrid y Barcelona ganan población y colapsan el mercado de la vivienda”, La Vanguardia. A continuación, sus retos:

  1. Red de infraestructuras gestionable. Las ciudades inteligentes deben ofrecer una infraestructura de banda ancha, Internet de las Cosas (IoT), etc., de una forma segura. Gracias a esta iniciativa, las ciudades podrán avanzar hacia procesos y soluciones más eficientes.
  2. Definición de la Smart city con una visión realista. Desarrollar su modelo de ciudad inteligente propio teniendo en cuenta cuáles son sus particularidades.
  3. Innovación inteligente del intercambio de datos. Por ejemplo: creación de plataformas que permitan intercambiar datos sobre todos los transportes (trenes, coches…), para que los ciudadanos puedan consultar información al respecto.
  4. Construir confianza y transparencia. Hacer que los ciudadanos, como principales protagonistas, se sientan parte de la ciudad, aumentando la calidad de los servicios. Para ello, las ciudades pueden ofrecer servicios personalizados e interactivos desde la AAPP para facilitar la confianza y el compromiso.
  5. Plataformas sociales. La ciudad debe usar espacios desde donde los ciudadanos puedan relacionarse con la propia Administración Pública (AAPP), con otros ciudadanos, etc.
  6. Enfocarse en el ciudadano. La ciudad inteligente debe desarrollarse pensando en el ciudadano, es decir, debe ser el principal foco. Con este objetivo, pueden llevarse a cabo proyectos participativos, democratización de las redes, etc.

En realidad, no existe un único modelo de ciudad inteligente, sino que cada una de ellas debe diseñar su propia transformación según sus necesidades. Sin embargo, no debemos olvidar que las soluciones deben seguir una serie de estándares.

Medidas que se están llevando a cabo

El eco de las Smart cities en España se escucha cada vez más fuerte, y prueba de ello son las siguientes iniciativas:

  1. Plan nacional de ciudades inteligentes dotado con 188 millones de euros. El objetivo es mejorar la eficacia en la prestación de servicios públicos por medio de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) y avanzar hacia un sistema de Ciudad y Destino turístico Inteligente. Como consecuencia, también se pretende mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.
  2. Barcelona, ejemplo de Smart city. En 2015, Barcelona fue nombrada como ‘ciudad más inteligente del mundo’ por Juniper Research. La Ciudad Condal inició su andadura en este objetivo en 2011, y, desde entonces, ha regenerado el llamado Distrito 22@, donde cada año se instalan alrededor de 500 compañías, según datos de Cinco Días. Además, ha llevado a cabo prácticas participativas, como la votación ciudadana, así como los más de 100 proyectos de mejora de la eficiencia en los servicios públicos, el medioambiente, etc.
  3. Madrid y su protocolo anticontaminación. La capital madrileña ha apostado por un modelo de movilidad sostenible para cerrar el centro de Madrid para que solo puedan circular los vehículos con etiqueta ECO y Cero Emisiones. La medida recibe el nombre de APR Madrid Central y, además, también se ha aprobado la ordenanza de Movilidad Sostenible, encargada de regular, por ejemplo, la circulación de los patinetes. Y otro proyecto más: MiNT, participativo como él solo, permite que los ciudadanos de la capital puedan informar de las incidencias que ven en tiempo real.
  4. Valencia, inteligencia para todos. Su plataforma digital (VLCi) informa en tiempo real de todos los servicios municipales con los que cuenta a los ciudadanos (ocio, cultura, medioambiente, urbanismo, salud…). En definitiva, permite el acceso a una base de datos inteligente.
  5. Andalucía, ¿comunidad Smart? Sevilla y Málaga ya han mostrado su apuesta por la sostenibilidad, la eficiencia energética y la movilidad sostenible urbana. Como consecuencia, están reduciendo la contaminación y mejorando la gestión de los servicios públicos.

Hace 4 años, se decía que había 1.600 millones de dispositivos conectados en ciudades inteligentes, y Gartner preveía para 2020 que esa cifra crecería hasta los 9.700 millones. A finales de 2019, ya se confirmó que durante este año habrá 4 veces más dispositivos conectados a Internet, favorecido además por el despliegue de la plataforma 5G. Es el momento de superar los retos de la Administración Pública de este año.

Indicador de transformación digital

Sobre el autor: Eliseo Martín

Eliseo Martín

La trayectoria profesional de Eliseo está a caballo entre áreas técnicas y marketing. Actualmente trabaja en el desarrollo de nuevos productos y servicios de Cibernos, tales como "Motor de Cumplimiento", producto específico para el control del cumplimiento, y "TaaS" (Truth as a Service) que utiliza Blockchain para la protección de las evidencias que deban ser utilizadas ante litigios (propiedad intelectual, propiedad industrial, cumplimiento, publicaciones de los medios, actas de comités, tramitación en las AAPP,...).

Dejar un comentario

Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento