Skip to content

¿Qué son los envíos comerciales?

envio masivo de email

Según la LSSI, se entiende como envío comercial toda forma de comunicación dirigida a la promoción, directa o indirecta, de la imagen o de los bienes o servicios de una empresa, organización o persona que realice una actividad comercial, industrial, artesanal o profesional.

 

¿Dónde se regulan los envíos comerciales?

La LSSI-CE regula las comunicaciones comerciales por vía electrónica en el TITULO III (arts. 19-22).

 

Condiciones que deben cumplirse para el envío de envíos comerciales

La ley establece que la persona física o jurídica en nombre de la cual se realizan también deberá ser claramente identificable. Prohíbe su envío por correo electrónico u otras vías de comunicación electrónica equivalente, salvo que el destinatario haya prestado su consentimiento. Por tanto, queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico, u otro equivalente, que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por los destinatarios de las mismas, salvo que exista una relación contractual previa.

 

¿Puedo enviar comunicaciones comerciales vía electrónica sin consentimiento expreso?

Si, si existe una relación contractual previa con el destinatario. Eso si, siempre que el prestador hubiera obtenido de forma lícita los datos de contacto del destinatario y los empleara para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación con el cliente.

En todo caso, el prestador deberá ofrecer al destinatario la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos con fines promocionales mediante un procedimiento sencillo y gratuito, tanto en el momento de recogida de los datos como en cada una de las comunicaciones comerciales que le dirija.

 

¿A qué nos referimos con "consentimiento expreso"? ¿Cómo se debe recabar?

El consentimiento expreso exige la manifestación de una voluntad libre, informada, específica e inequívoca por la que el interesado acepta, mediante una declaración o una clara acción afirmativa, dicho envío.

Este requisito se entendería cumplido por ejemplo, si el prestador de servicios, después de informar al usuario sobre el uso al que destinará su dirección o número de teléfono, le ofrece la oportunidad de manifestar su conformidad con el envío de comunicaciones comerciales haciendo "clic" en una casilla dispuesta al efecto.

Sigue los pasos de un recorrido integral de cumplimiento

 

Comunicaciones comerciales no consentidas (SPAM)

El Spam es un mensaje electrónico no solicitado que se envía automáticamente a un gran número de direcciones al mismo tiempo. Coloquialmente es denominado correo basura. Se usa con mayor frecuencia para fines de marketing, aunque los hackers pueden usarlo también para repartir malware.

 

Problemas que ocasiona

Constituye un problema desde muy diversos puntos de vista:

  • Intimidad.
  • Naturaleza engañosa y fraudulenta del spam, carácter perturbador.
  • Pérdida de tiempo (vaciado de los buzones de correo electrónico).
  • Coste financiero al usuario (adquisición de programas de filtrado) y costes considerables para las empresas debido a que sus servicios informáticos deben dedicar cada vez más tiempo y dinero a intentar solucionar el problema.
  • El tiempo dedicado a vaciar los buzones supone también una pérdida de eficacia y productividad en el trabajo

 

¿Qué consecuencias pueden derivarse del envío de comunicaciones comerciales no autorizadas?

El envío de comunicaciones comerciales no autorizado puede llevar aparejada la imposición de cuantiosas sanciones. Concretamente, la LSSI divide las sanciones en tres grupos: leves, graves y muy graves, oscilando las mismas entre 900 euros y 600.000 euros.

  • Infracción leve: aquella comunicación que se lleve a cabo sin consentimiento a una misma persona 1 o 2 veces al año.
  • Infracción grave: sería considerada los envíos masivos, que son aquellos que se realizan sin consentimiento a una misma persona 3 o más veces al año.
  • infracciones muy graves: aquellos casos en los que no suspendan el envío de emails cuando así se ha solicitado.

¿Necesitas ayuda para la gestión de consentimientos? Contáctanos. Disponemos de soluciones para ello.

Sobre el autor: Leticia Díaz

Leticia Díaz

Delegada de Protección de Datos